• Qué tiene que tener una tarjeta de visita

    Qué tiene que tener una tarjeta de visita

    Una tarjeta según san Google es:

    Pieza rectangular y pequeña de cartulina, plástico u otro material que contiene cierta información o tiene un uso determinado.

    “una tarjeta de participación; los asistentes al congreso llevan una tarjeta identificativa colgada; los vecinos del edificio tienen una tarjeta para entrar al estacionamiento; en este restaurante no se puede pagar con tarjeta”

    Y una tarjeta de visita es:

    Tarjeta impresa con el nombre, domicilio y otros datos particulares de una persona o empresa que se da a quien puede interesar.

    “en los congresos la gente se presenta e intercambia tarjetas de visita”

    Su origen:

    Préstamo (s. xix) del francés antiguo targette ‘escudo pequeño’, diminutivo de targe ‘escudo’, y este probablemente del germánico targa . Inicialmente tuvo el sentido de ‘escudo pequeño en que va pintada la divisa’, de ahí por analogía en el siglo xix se aplica la voz a la tarjeta de visita.

    Y os estaréis preguntando porque os meto este rollo, pues bien, ahora te lo voy a explicar.

    En la definición primera  dice que “tiene un uso determinado”, en el caso que nos ocupa no es otro que dar a conocer nuestra empresa, negocio, … es pues la carta de presentación de nosotros, por lo tanto, con ella debemos dar a conocer de un primer vistazo nuestra identidad, quienes somos, que hacemos, …

    Teniendo en cuenta esto es lógico pensar que hay que estudiarla y meditarla mucho antes de realizarla, pero, ¿en el día a día nos encontramos que las emresas tienen en consideración esto? Pues yo diría que hay algunas que si y otras que  … no tanto.

    Antes de realizar una tarketa de visita hay un trabajo previo, un trabajo de consistencia con la idetidad de la empresa, la marca, … debemos saber de quién es, para quién va dirigida y que proyecto hay detrás.

    Nos encontramos con que la gente no tiene en cuenta estos parámetros, quieren “un dibujito” pero no se dan cuenta que es la imagen de su negocio, es, de alguna forma, su presente y su futuro.

    Nos encontramos en la red empresas que te dan tarjetas impresas por “4 duros”, tu las tienes que elaborar bajo unos patrones que te dan ellos o bien sobre un escaneado, más o menos bueno, de la tarjeta que tenías hasta ahora. ¿Pero te has parado a pensar si sale tan barato como ellos dicen? Yo creo que no, has una simulación y verás cómo no es oro todo lo que reluce.

    Para que una trajeta de visita sea adecuada a nosotros debemos realizar al menos los siguientes pasos:

    1. Debe ser diferente y original, no en vano nos va a diferenciar de las distintas empresas de la competencia, debemos destacar entre ellas.
    2. Personalizadas, no es lo mismo diseñar las tarjetas de visita del director de una entidad bancaria que para la empresa multiservicio de la provincia, su negocio, público, ámbito de actuación, … no son iguales por lo tanto, no deben ser iguales las tarjetas.
    3. No deja de ser un elemento de marketing, el objetivo principal cuando damos una tarjeta de visita es vender. Por ello debemos tener en cuenta aspectos como los colores, las formas, la tipografía, todo debe ir enfocado a nuestro objetivo
    4. Aunque henos comentado algo anteriormente quiero hacer hincapié en esto. Imagen corporativa. Si usamos una plantilla establecida con anterioridad no podremos mantener nuestra imagen corporativa ¿no crees? Una cosa es que busques fuentes de inspiración pero no queremos ser iguales que otros ¿ recuerdas?, por eso no pan tillas y no plagios de tarjetas.
    5. Por último hay que poner lo justo y necesario, no debemos sobrecargar la tarjeta, al final solo conseguiremos distraer la atención de lo fundamental y hacer menos atractiva nuestra tarjeta.

    Ahora si quieres podemos hablar de tus tarjetas de visita.

Leave a reply

Cancel reply